Pilates y Depresión

Adela Marín 2 minutos306 palabras

¡Muy buenas a tod@s!

Una entrada más en este blog, pero muy especial para mi:

Esta entrada va dedicada a todas esas personas que por diversas cicunstancias se ven envueltos por este trastorno psicológico, la depresión. A todos ellos y en especial a mi madre, que con su entereza, esfuerzo y todo mi amor conseguirá volver a ver brillar el sol.

¿Qué es la depresión?

Trastorno psicológico caracterizado por una profunda tristeza, decaimiento anímico, pérdida de interés y disminución de las funciones psiquicas.

La depresión puede tener importantes consecuencias sociales, laborales y personales, desde la incapacidad laboral (ya que se puede presentar un agotamiento que se verá reflejado en la falta de interés hacia uno mismo), o incluso el desgano para la productividad, lo cual no solo afectará a quien está pasando por la depresión, sino también a quienes lo rodean.

Hay diversos tratamientos para dicho trastorno, y yo como profesional del mundo del deporte y la salud apuesto por la actividad física, y en concreto por el Pilates.

Formas en las que Pilates puede ayudar

Manos y ayuda

A nivel psicológico y físico:

  • Evadirse por un momento de sus preocupaciones. En primer lugar creo que estas personas necesitan despejarse, distraerse, evadirse aunque sea por una hora de sus problemas.
  • Relajarse y reducir niveles de ansiedad, los ejercicios realizados con calma, respirando profundamente aportan calma y serenidad.
  • Dormir mejor y liberar la tensión muscular, gracias a las liberaciones somatoemocionales (tensionales) que podemos conseguir mediante los ejercicios de elongación muscular.
  • Mejorar su autoestima y con ello su estado de ánimo al obtener sensación de dominio al verse capaz de ejecutar ejercicios de determinado nivel.
  • Mejoraremos la movilidad articular, fuerza muscular.
  • Mejoraremos o restableceremos el control neuromuscular (aprendizaje).
  • Mejoraremos la integridad funcional (coordinación)
  • Economizaremos las funciones orgánicas (respiración coordinada)
  • Conseguiremos una conexión mente-cuerpo.

Seréis felices, pero primero hay que ser fuertes

¿Aceptas cookies?

Usamos cookies de terceros, analizando tus hábitos de navegación, para mejorar nuestros servicios y facilitar la navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.